LA GRAN HISTORIA DE SUPERACIÓN DE ADRIÁN SANTANA

  • Facebook
Sigue a Adrían

El inicio

Adrián vino a mi consulta en el 2013, contando con dieciséis años de edad, y con un diagnóstico indeterminado entre Asperger y TEA (Trastorno del Espectro Autista), evaluado con un grado de discapacidad psico-intelectual del 60%.

 

Hay que hacer un inciso para decir que actualmente el diagnóstico de Asperger ha desaparecido según los últimos criterios de la CIE-11 de la OMS, que es la herramienta de definición diagnóstica más usada a nivel mundial, pasando estos a encuadrarse directamente dentro del espectro autista (TEA).

Dado que en los trastornos del desarrollo infantil el tiempo corre en nuestra contra para tratar de recuperar todo lo que se pueda antes de que se culmine dicho desarrollo, entendiéndose la edad óptima de tratamiento dentro de los 4-6 años, y considerándose que ya a partir de los 12 años los logros que se puedan obtener son muchísimo más costosos y discretos, le comenté a su madre la situación complicada y que bueno, podíamos intentarlo teniendo en cuenta que desde ese punto de partida:

                                    "cualquier logro o progreso que tuviéramos ya sería todo un éxito"

Sin embargo, desde un principio sus padres mostraron una motivación y disposición absolutas a hacer cualquier esfuerzo por darle a su hijo una oportunidad de mejorar.

El abordaje del espectro TEA siempre es duro y difícil.

Realmente nunca sabemos con exactitud cuanto podremos avanzar, o qué vamos a conseguir, porque realmente son patologías que desde la medicina farmacológica se diagnostican por descarte de alteraciones cromosómicas, genéticas, daños estructurales neurológicos, o enfermedades metabólicas celulares u orgánicas y por lo tanto, una vez descartado todo este conjunto de patologías sólo queda un niño con una disfunción muy severa en sus capacidades de integración sensorial, capacidad cognitiva y consecuentemente en su conducta (en base a la que se diagnóstica), y cuyo origen se desconoce por completo. Esto en parte se debe a que, la mayoría de las veces, lo que les ocurre a los niños son disfunciones de una o varias áreas encefálicas, mala coordinación entre estas, alteraciones leves o moderadas y difíciles de detectar en el desarrollo del metabolismo celular, etc.: es decir, alteraciones diversas en las que no existe un denominador común ni en gravedad, ni en localización, y esto supone que cada niño presenta un cuadro particular, que requerirá un tratamiento específico e individualizado, y que tendrá también una evolución propia y particular, de este modo vemos a niños que evolucionan hasta un 100%, y en el otro extremos algunos niños que lo hacen un 20% o menos.

El punto de partida de Adrián era malo

El punto de partida de Adrián era malo tanto por su edad como por el

grado de afectación que tenía. «La primera vez que lo vi era muy

tímido, permaneció todo el tiempo de consulta con la cabeza gacha,

apenas establecía contacto visual, hablaba sin mucho sentido o fuera

del contexto de cualquier conversación, y entraba en bucles

repetitivos donde una y otra vez decía o hacía referencia a la misma

cosa». Su aspecto era el de un chico sano, muy afable y tranquilo,

noble en su expresión y de complexión atlética. Pero en la exploración que le hice observé que su tono muscular era muy deficiente, y que su desarrollo psico-motor y coordinación también.

En aquel momento Adrián hacía un módulo de jardinería en el que ni siquiera se le examinaba o se le exigía un rendimiento porque eso era algo que estaba fuera de sus capacidades. Su madre, Juani, lo llevaba a natación como una actividad más para su mantenimiento y desarrollo, pero sin más aspiraciones que éstas. 

En el estudio y evaluación inicial que hicimos a través de una serie de pruebas para valorar su estado nutricional encontré principalmente tres alteraciones de importancia o alto impacto en el espectro TEA: por un lado una actividad subóptima del ciclo celular de la metilación, un subdéficit de creatina, y por otro, una severa disbiosis intestinal con un desarrollo excesivo de levaduras intestinales (candidiasis intestinal).

Iniciamos un programa según mi metodología                                 de suplementación nutricional adecuado a estas condiciones específicas detectadas:

 

1. El ciclo de la metilación es fundamental tanto en el aspecto neurológico como en el aspecto del desarrollo muscular; la metilación es un paso fundamental en la síntesis de mielina y moléculas esenciales para el desarrollo energético muscular, así como en la síntesis de importantes neurotransmisores;

2. La fosfocreatina es una sustancia clave en el desarrollo energético neurológico y muscular, y sin duda el bajo tono muscular de Adrián estaba en un porcentaje muy importante determinado por su baja capacidad para producirla, al normalizar sus valores permitiríamos un mayor desarrollo de las fibras musculares rápidas especializadas en movimientos explosivos y de fuerza, pero también mejoraríamos el suministro de energía a las células nerviosas, permitiéndoles una mayor plasticidad, capacidad funcional y de regeneración.

3. Por otro lado al eliminar la candidiasis conseguiríamos erradicar una fuente muy importante y constante de tóxicos, así como corregir la hiperpermeabilidad intestinal asociada, lo cual permetiría reducir la carga tóxica de carácter neurodisruptor y proinflamatorio, permitiendo así un mejor rendimiento energético muscular y neurológico.

4. El aporte de nutrientes específicos para el neurodesarrollo, paralelamente, permitiría la regeneración y activación de áreas neurológicas cerebrales que hasta ahora se encontraban como apagadas, favoreciendo además el desarrollo de las interconexiones sinápticas y el flujo de información neurológica intehemisférica, restableciendo así la actividad metabólica cerebral y mejorando también la perfusión sanguínea a los distintos territorios encefálicos

Y efectivamente, a partir de aquí, en la vida de Adrián y de su familia se marcó un importante punto de inflexión: 
se produjo un nuevo comienzo.

El despertar de Adrián

La respuesta fue inmediata, puesto que en los primeros meses ya empezamos a observar cambios positivos, así de forma progresiva, constante y sorprendente empezamos a observar un despegue paralelo en dos aspectos:

  1. por un lado a nivel físico empieza a mejorar su rendimiento en la piscina.

  2.  y por otro empieza a mejorar su capacidad intelectual y sus facultades cognitivas. En nuestra experiencia en el deporte, normalmente conseguimos mejorar el rendimiento de los atletas entre un 15% y un 25%; hay que tener en cuenta que en estos casos estamos tratando a personas altamente entrenadas que tienen como objetivo llevar su rendimiento físico a la excelencia, pero en este caso partíamos de una situación negativa desde la cual lo que pretendíamos era alcanzar la “normalidad”.  

A nivel cognitivo Adrián empezó a mejorar hasta tal punto que ya empezaron a examinarle y exigirle un rendimiento en el módulo que estaba haciendo, porque, para sorpresa de todos, empezó a ofrecer una mayor capacidad de comprensión, memoria y procesamiento de la información que recibía.

En la piscina comenzaba a nadar cada vez más rápido, Juani cada dos por tres me enviaba wassaps informándome de sus nuevos tiempos en las distintas pruebas y estilos, que iban mejorando del orden de varios segundos.

 

Hasta aquí todo era sorprendente, pero lo mejor estaba por llegar, porque Adrián todavía tenía mucho más que decir…

Adrián Santana en lo alto del podium

Inició las competiciones federadas, y empiezó a viajar, siempre acompañado por su Ángel custodio (su madre), a competiciones regionales, donde entró en una progresión en la que no paraba de ganar medallas de todos los metales, y de marcar tiempos espectaculares que le iban abriendo las puertas a otras competiciones. De este modo entró en la competición  nacional, y aquí se abrió una bonita época en la que constantemente voy recibiendo fotos y mensajes que Juani me envía de los resultados de los distintos campeonatos que Adrián iba haciendo por toda España y en los que siempre conquista una o dos medallas, de entre las que normalmente hay algún oro.

A estas alturas, el tratamiento que se le pautó es a partes iguales para el neurodesarrollo y la suplementación nutricional de un atleta de élite, ya que, si bien, mostraba un gran potencial físico como deportista, todavía le quedaba una parte importante que desarrollar y que este trastorno  (el TEA) le ha bloqueado.

Y es que realmente, lo que hace la terapia biológica es normalizar los potenciales de cada persona para permitirle, de este modo, desarrollar todo su potencial, el ejemplo que siempre pongo a los padres es el siguiente: “imagínese que su hijo tiene una pierna rota, y que Usted en lugar de llevarlo a un traumatólogo para que le coloque el hueso y enyese la pierna lo que hace es llevarlo a alguien que pretende enseñarlo a correr con su pierna rota…”

Este modo en que la terapia biológica actúa en estos casos, normaliza las funciones metabólicas celulares y orgánicas dañadas y disfuncionales, para permitir que luego el niño pueda tener un desarrollo efectivo en cualquier otra área en la que se ejercite, ya sea a nivel físico, emocional o intelectual.  Esto para nosotros es algo muy evidente, pero debido a los falsos conceptos promulgados sobre estas patologías, cuesta mucho hacérselo entender a muchos padres. En este caso, y una vez más, los padres de Adrián volvieron a ser un excepcional ejemplo y comprendieron y se comprometieron con el trabajo desde el primer momento.

La promesa

Adrián continúa sorprendiéndonos a todos, y empieza a revelarse como una auténtica promesa del deporte.

Hasta aquí Adrián siempre había necesitado ir acompañado de su madre a todos lados, y también a los viajes que hacía con el club a las distintas competiciones a lo largo de toda España, (con la dificultad y sacrificio añadido de que los canarios para desplazarnos a península tenemos que hacer 6.000 km en avión en ida y vuelta), ganando medallas y medallas, hasta el punto en el que una vez, al ganar “solamente” varias platas y bronces, me sorprendí regañándole (cariñosamente claro…) a Adrián por haberse dejado quitar un oro en su prueba reina, los 200 espalda. Y es que claro, ya nos tenía mal acostumbrados a los oros… 

Adrián Santana. Colección de medallas de oro, plata y bronce
Tras competir, unas cuantas medallas más para la colección 
Campeonato de España. Luciendo la bandera Canaria en el podium

Tras batir varias veces, en competiciones no oficiales, algún record de España y atesorar una incontable cantidad de medallas, por fin empiezan a fijarse en él y lo llaman del centro de alto rendimiento para deportistas de Granada para hacerle unas pruebas. Al mismo tiempo, esta gran noticia supone también otra gran prueba para Adrián y su familia, ya que por primera vez tendrá que viajar sin su madre, acompañado de otros chicos y de un monitor. Ambas pruebas son superadas con nota alta, Adri no solamente viaja solo y sabe desenvolverse y adaptarse perfectamente, sino que además cuida y orienta a otros compañeros suyos, y en lo referente a lo deportivo viene ya catalogado oficialmente como "promesa del deporte" a la que se le hará un seguimiento muy próximo dado su alto potencial. 

Aquí vemos a Adrián, segundo de izquierda a derecha, en las puertas del centro de alto rendimiento para deportistas

Lo increíble es que hasta ahora, sus entrenamientos, dentro de un club humilde, en el que no se le dedica, ni mucho menos, la atención que merece un atleta de su condición, son mínimos, y las horas de entrenamiento semanales así como las correcciones técnicas son escasas, los padres se plantean cambiarlo de club, pero aquí pesan muchos otros condicionantes, como el ambiente acogedor y familiar que encuentra en donde está, así como las largas horas de desplazamientos, etc. A parte de que en este país, con la crisis económica y los recortes hechos en absolutamente todos los aspectos culturales y sociales, todo se hace mucho más difícil y sacrificado porque las ayudas ya no son para las personas, sino para ayudar a los pobres banqueros… (nótese la ironía).

En este punto le planteamos iniciar un programa de entrenamiento mucho más completo, en el que se incluye musculación y trabajo cardiovascular, ya que su condición inicial en este último aspecto era bastante mala, apoyado por un tratamiento nutricional específico para alcanzar nuevos objetivos de resistencia y fuerza.

Juani, su madre, inicia las gestiones para que pasen a Adrián a entrenar más horas y con el equipo absoluto, ya que su nivel empieza a ser tan alto que necesita ser estimulado con unas exigencias superiores y adaptadas a su capacidad. Todo ello siempre, por supuesto, manteniendo la suplementación necesaria para los aspectos del rendimiento y desarrollo neurológico.

Aquí tenemos una bonita instantánea de Adrían con su madre, Juani

Y aquí nuevamente en este punto Adrián vuelve a mostrarnos que

no se había parado ahí, y que tenía muchísimo más que dar y

continúa rompiendo tiempos, mejorando marcas y llamando

seriamente la atención de la Federación Nacional. Además empieza

un nuevo módulo formativo como asistente administrativo y se le ve

que día a día es capaz de desenvolverse con  mayor  autonomía, 

compaginando sus estudios en los que va rindiendo adecuadamente,

con sus entrenamientos y las competiciones. Y como el pollito que

empieza a dar sus primeros vuelos, comienza a coger autobuses él

solo, viajar solo con el equipo y de empezar por fin a mostrarse más

orientado en la vida.

Yo lógicamente, he seguido todo este proceso no solo como terapeuta que ha ido resolviendo o mejorando los aspectos físicos o de la salud necesarios para que este desarrollo se pudiera dar, sino que lo he vivido desde la proximidad emocional y afectiva de quien se involucra de una forma familiar, y cada éxito que ha ido obteniendo Adrián y su familia los he vivido con la alegría y el orgullo que se puede sentir por alguien que sientes como parte de tu propia vida e historia personal.

Pero la mayor de las alegrías la tuve cuando Juani, en una conversación telefónica, me decía que veía a Adrián suficientemente centrado como para empezar a dejarlo coger autobuses, ir a entrenos y clases él solo, ella me confesaba el miedo que sentía al empezar a darle a su hijo una mayor  autonomía, sabiendo que a pesar de su miedo era lo mejor para que continuara su desarrollo y crecimiento, más después de toda una vida de dependencia, acompañándolo, protegiéndolo y guiándolo en todos sus pasos.

Ahora darle esa nueva libertad, era otro nuevo oro que nuestro campeón acababa de conquistar. Un pequeño paso para la mayoría de los chicos a partir de ciertas edades, pero un gran paso para un chico que lucha contra una limitación de este tipo, conquista que muchos chavales en su situación nunca logran.

Han vuelto a llamar a Adrián al centro de Alto Rendimiento para deportistas y muy recientemente ha sido reconocido como mejor deportista del año en su categoría, además de haber pasado a ser oficialmente un nuevo y flamante miembro de la Selección Nacional.

        PALMARÉS 2014                                                                       

Campeonato de España del FEDDI

  • Oro en 50 metros espalda

  • Plata en 200 metros estilos

  • Bronce en 100 metros espalda

Campeonato de España Absoluto por Clubs

  • Oro en 200 metros espalda

  • Oro en 100 metros libres

  • Plata en 100 metros espalda

  • Plata en 50 metros espalda

TROFEO DEL MEJOR DEPORTISTA DEL AÑO

En este punto ya distintos medios informativos empiezan a hacerse eco de la historia de superación sin límites de Adrián, tal como puede verse en este artículo que publicó recientemente un Diario Provincial

Un futuro lleno de oportunidades

Al inicio de este viaje, jamás pensamos llegar tan lejos, pero lo mejor de todo es que Adrián todavía tiene mucho más que dar, la posibilidad de ir a unas olimpiadas y conquistar una medalla hoy por hoy no es un sueño imposible, sino una posibilidad real, donde si se reúnen las necesarias circunstancias y apoyos, este sueño puede realizarse y coronar esta gran historia de crecimiento y superación. Adrián no ha hecho más que despertar, está en una edad donde todavía no ha llegado a su máxima plenitud,  y con unas mínimas oportunidades y gracias al incondicional apoyo de su familia, ha hecho cosas maravillosas.

También hay que decir, que aquel chico tímido de mirada huidiza hoy por hoy se ha convertido en un chico que te mira a la cara, con el que se puede mantener  conversaciones sencillas, que se ríe y hace bromas, que muestra una gran sociabilidad y simpatía y que va haciendo amigos por donde quiera que va.

Además, tal y como puede verse en las fotos, y como primer comentario que hacen todas las chicas que las ven, Adrián es todo un guaperas, por lo que creo que pronto empezará a aparecer más de una pretendienta por ahí…

Obviamente, Adrián sigue siendo un chico con cierto grado de discapacidad, a pesar de las enormes mejorías en todos los aspectos, pero realmente todos en la vida tenemos limitaciones en algunas o muchas áreas, y solo podemos aspirar a ser la mejor versión posible de nosotros mismos, y tratar de ser felices. Adrián ha podido mejorar hasta el punto de poder explorar dimensiones de la vida que hasta ahora estaban cerradas para él, y ha desarrollado nuevas habilidades físicas, intelectuales y emocionales que le ofrecen un mayor abanico de oportunidades en su futuro.

En cualquier caso, desde mi punto de vista, y con independencia de que Adri llegue o no a las paraolimpiadas, ya ha conquistado el más importante de los oros, y «nos ha dado una hermosa lección de vida a todos», además de que sus padres y especialmente su madre, Juani, desde mi punto de vista cuentan ya con el título olímpico de ser unos padres medalla de oro como pocos hay, que han asumido todo sacrificio y esfuerzo, viajando puntual y regularmente a las consultas desde su Isla, de Gran Canaria a Tenerife, asumiendo los laboriosos tratamientos y dietas, sin nunca poner condiciones, ni la menor queja, estando detrás de su hijo viajando de competición en competición, de entrenamiento en entrenamiento, sacrificándose y dándolo todo por su hijo. Más valor tiene si cabe, comparando esta condición con tantos y tantos otros padres que han pasado por nuestra consulta y que al primer esfuerzo o pequeña dificultad que se les presentó abandonaron los tratamientos a pesar incluso de ver mejorando a sus hijos.

Yo me siento profundamente honrado por su confianza y por permitirme formar parte de esta gran historia de superación y de amor incondicional.

 Gracias Familia!!!

                                                   

Campeonato Mundial de México 2017

  • Medalla de plata (subcampeón del mundo) en 200 m espalda y record de España

  • Bronce en 4x200 libre

  • Bronce en 4x100 libre

  • Bronce en 4x50 libre

  • Bronce en 4x50 estilos

  • Bronce en 4x100 estilos

  • Record de España en 50 metros libres

                                                    

Adrián Recogiendo el reconocimiento al mejor deportista de la Provincia tras haber obtenido el título de Subcampeón del Mundo en 200 espalda

Campeonato de Europa Paris 2018

  • Plata en 4x100 estilos mixto

  • Bronce en 4x100 libre

  • Record de España en 100 metros Brazas

Hay que decir que en este campeonato Adrián compitió con una lesión en la  mano, que no le permitió rendir a su máximo nivel.

Campeonato de España Absolutos                por Comunidades Autónomas 2019

  • Oro en 4x100 relevos mixto

  • Plata en 100 metros espalda

  • Plata en 100 metros libres

  • Plata en 50 metros libres

  • Plata en 200 metros libres

  • Bronce en 200 metros estilos

Campeonato de España del FEDDI 2019

  • Oro en 100 metros espalda

  • Oro en 200 metros espalda y record de España

  • Oro en 200 metros brazas y record de España

  • Plata en 100 metros libres

  • Plata en 100 metros brazas 

  • Oro en 4x100 libres y record de España

  • Oro en 4x200 libres y record de España

  • Oro en 4x50 libres

  • Oro en 4x100 estilos mixto y record de España

  • Oro en 4x50 libres mixto y record de España

La televisión también se hace eco de los méritos de nuestro campeón
Ver artículo en Diario Provincial

Adrián se clasifica para asistir al Mundial de Australia 2019 (junio 2019)

Vicente Saavedra
+34 699 14 85 22
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram

Disclaimer: El editor, autor y/o peritos citados específicamente en esta publicación no son responsables de ninguna consecuencia, directa o indirecta, resultante de las acciones del lector o del espectador. Esta información no está diseñada para sustituir la consulta o atención médica. Usted, el lector o espectador, es instruido para consultar con su proveedor de atención médica personal antes de actuar en cualquier sugerencia que aquí se encuentra. El propósito de esta información es educar al lector y al espectador. El material incluido es sólo para fines informativos y no es un dispositivo médico y, como tal, no está destinado para el diagnóstico, curación, prevención o tratamiento de enfermedades.